Un pequeño de cinco años que vivía en el fraccionamiento Los Encinos se ahogó en la alberca de la quinta Atlantis, ubicada en el ejido La Luz.

Los familiares pidieron apoyo al sistema de emergencias 911, pero desesperados decidieron subir al niño a una camioneta y traerlo al hospital general “Dr. Alfredo Pumarejo”, pero en el trayecto los interceptó una unidad de Protección Civil.

Lamentablemente los médicos de guardia no pudieron hacer nada para salvar al menor, ya no tenía signos vitales.

El reporte al sistema de emergencias 911 se recibió a las 14:34 horas y minutos mas tarde fue declarado sin vida en el hospital.

Bryan Ulises fue acompañado al nosocomio por su padrastro Miguel Zapata Cavazos.