1649945Houston.- Cati Domitrovich, de 19 años, y su mejor amigo Alex Nagle, de 17, ambos de Texas, fingieron ser pareja y prometerse en matrimonio en un restaurante para conseguir que les invitaran al postre.

El pasado sábado idearon ir a un buen restaurante para darse un homenaje tras haber tenido, ambos, una mala semana. Por diversión, y para que la cena les saliera algo más económica, decidieron hacerse pasar por una pareja de enamorados.

Allí jugaron su papel a la perfección, y actuaron como una pareja durante toda de la cena. En un momento dado, Cati fue al cuarto de baño, momento en el que Alex aprovechó para hablar con una camarera y hacerla cómplice de la pedida de mano con la excusa de que les hiciera fotos con el móvil. Cuando Cati volvió, Alex se puso de rodillas, sacó un anillo y le ‘pidió matrimonio’. Ella contestó que sí.

El restaurante quiso tener un detalle con la ‘feliz pareja’ y, muy cariñosamente, les invitaron al postre. Objetivo cumplido.

Al día siguiente, Cati no pudo resistirse a contar la historia y publicó las fotos en Twitter, convirtiéndose en todo un fenómeno viral, con más de 23 mil retuits y más de 47 mil ‘Me Gusta’.

Ha habido muchos comentarios sobre esto, algunos reprendiendo la acción y otros, la mayoría, aplaudiéndola.